Misión y Visión

Misión:

Llevar el evangelio de nuestro Señor Jesucristo a toda persona que desea conocer  la verdad. Desarrollar capacitaciones, discipulados, seminarios, retiros, charlas que fomenten la educación espiritual de la iglesia y el desarrollo infraestructural del cantón.
Estimular  a cada creyente y ciudadano del país a concientizar de la necesidad de un cambio espiritual y moral, para una mejor convivencia y solidaridad.
Apoyar la educación estatal con normas, valores, principios, dentro de escuelas, colegios, centros para privados de libertad, centros de cuido del adulto mayor, hospitales etc.
 Nuestra Misión se extiende hacia:
Alcanzar, restaurar, equipar y enviar a hombres y mujeres a un trabajo misionero; el de llevar su Palabra a cualquier parte del mundo.
Misión es: mas que un compromiso con el hombre es una entrega total a Dios, nuestra misión es ver un pueblo, ciudad, generación cambiada por el poder de Dios, Misión es: lograr un impacto dentro de lo social, natural y espiritual de nuestra área.
Nuestra Misión es ver rostros felices, sueños cumplidos, proyectos realizados, vidas cambiadas, ciudades bendecidas.

Visión:

Predicar el evangelio de Jesucristo a toda gente y cultura.
Dentro de nuestros sueños hemos decidido emprender el reto de llevar a cabo 7 puntos de nuestra visión:
1. Un lugar en donde los maltratados, los depresivos, los frustrados y los confundidos puedan encontrar amor, aceptación, ayuda, fortaleza, esperanza, perdón, guía y aliento.
2. Comunicar las Buenas Nuevas de Jesucristo a los miles de residentes en el cantón de Garabito y más allá de nuestro cantón.
3. Darle la bienvenida a miles de  miembros integrándolos a nuestra familia de nuestra iglesia, amando, aprendiendo, riendo y viviendo unidos en armonía.
4. Llevar a las personas a la madurez espiritual a través de estudios bíblicos, de discipulados, grupos pequeños,  seminarios, retiros,  escuela bíblica y por medio de la educación en la  teológica para ministros.
5. Preparar cada creyente para un ministerio significativo ayudándole a descubrir los dones y talentos que Dios le ha dado.
6. Enviar cientos de misioneros, evangelistas, maestros y obreros por todo el mundo, dotando a cada miembro con la autoridad para tener una misión personal en este mundo… comenzar, por lo menos, una nueva iglesia hija cada año.
7. Tener terreno propio, con la capacidad para tener todas nuestras instalaciones en un mismo lugar y  para construir la iglesia e instalaciones para ministrar a la persona en su totalidad, espiritual, emocional, física y socialmente, en medio de un paisaje tranquilo….que resulte inspirador.
Share